Tostadas quemadas

Una hermosa historia que me enviaron por correo. Sirva de pretexto para retomar mi espacio abandonado y desempolvarle del olvido.

====================================


Cuando era niño, ocasionalmente mi madre como cena nos daba café con leche, con muchos agregados. Recuerdo especialmente una noche, cuando ella nos sirvió café con leche, después de un día de trabajo muy duro.

Esa noche, mi madre le puso un plato con huevos revueltos, fiambre y tostadas bastantes quemadas frente a mi padre.

Recuerdo haber esperado un poco, para ver si papá notaba ese hecho.

Todo lo que mi padre hizo, fue tomar su tostada, sonreír a mi madre y preguntarme como había sido mi día en la escuela.

No recuerdo lo que le respondí, pero recuerdo haberlo mirado, untando la tostada con manteca y jalea y comiendo cada bocado.

Cuando me levanté de la mesa, aquella noche, escuché a mamá disculpándose por haber quemado las tostadas.

Nunca me olvidé de la respuesta de papá “me encantó la tostada quemada”.

Mas tarde, aquella noche, cuando le fui a dar un beso de buenas noches a papá, le pregunté si realmente le había gustado aquella tostada.

El me tomó en sus brazos y me dijo:

«Compañero, tu madre tuvo un día de trabajo muy pesado y estaba realmente cansada… Además de eso, una tostada quemada no le hace mal a nadie.

La vida está llena de imperfección y las personas no son perfectas. Tampoco soy el mejor marido, el mejor empleado o cocinero, tal vez ni siquiera el mejor padre, aunque intento serlo todos los días.

He aprendido a través de los años, que saber aceptar las fallas ajenas, intentando minimizar las diferencias entre unos y otros, es una de las llaves más importantes para crear relacioneos saludables y duraderas. Desde que tu madre y yo nos unimos, aprendimos los dos a suplir, uno las fallas del otro.

Yo sé cocinar muy poco, pero aprendí a dejar la olla de aluminio reluciente. Ella no sabe usar la perforadora, pero después de mis arreglos, ella hace que todo quede limpio y perfumado. Yo no sé hacer una lasaña como ella la hace, pero ella no sabe asar una carne como yo lo hago. Yo nunca supe hacerte dormir, pero conmigo tú tomas un baño rápido y sin reclamar.

La suma de nosotros crea el mundo que te recibió y te apoya, ella y yo nos complementamos. Nuestra familia debe aprovechar este universo nuestro mientras estemos los dos presentes. No es verdad que más tarde, el día que uno de los dos parta, este mundo se vaya a desmoronar, de ninguna manera. Nuevamente tendremos que aprender a adaptarnos para hacer lo mejor.

De hecho, podríamos extender esta lección para cualquier tipo de relaciones, entre marido y mujer, entre padre e hijos, entre hermanos, entre colegas, con amigos y también en el ambiente profesional. Entonces hijo, esfuérzate para ser siempre tolerante, principalmente con quien dedica amorosamente su precioso tiempo de vida a ti y al prójimo

Las personas se olvidarán de lo que le hagas, o de lo que le digas. Pero nunca se olvidarán el modo en el cual las hiciste sentir.»

Autor desconocido

 

Por qué…?

Siendo un Veterinario, fui llamado para examinar a un Sabueso Irlandés de 10 años de edad llamado Belker. Los dueños del perro, Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro.

Examiné a Belker y descubrí que estaba muriendo de cáncer. Les dije a su familia que no podríamos hacer ya nada por Belker, y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa.

Hicimos los arreglos necesarios, Ron y Lisa dijeron que sería buena idea que el niño de 6 años, Shane observara el suceso. Ellos sintieron que Shane podría aprender algo de la experiencia.

Al dia siguiente, sentí la familiar sensación de un nudo en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez, y yo me preguntaba si comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker se quedó dormido, prácticamente para ya no despertar.

El pequeño niño parecía aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad o confusión. Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el por qué del lamentable hecho de que la vida de las mascotas sea más corta que la de los humanos.

Shane, que había estado escuchando atentamente, dijo: ”yo sé por qué”.

Sorprendidos, todos volteámos a mirarlo. Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación más reconfortante que ésta.

Este momento cambió mi forma de ver la vida.

El dijo: ”La gente viene al mundo para poder aprender cómo vivir una buena vida, cómo amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, ¿verdad?”. El niño de 6 años continuó…

”Bueno, como los perros ya saben cómo hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros…”

Presentándome

.

Me llamo 2011, aunque todos me conocen con el poco original nombre de  “el año nuevo”.

Hasta hoy, apenas no tengo forma. No soy un año increíble, pero tampoco horrible.  No soy brillante, ni opaco…

¿Cómo quieres que yo sea?

Quizá ya estés usando una agenda que lleva mi nombre y, como lleva mi nombre, tengo derecho a exigirte algo.

Deseo que me concedas un privilegio.  Sólo uno.  Quiero que me hagas EL MEJOR AÑO DE TU VIDA.

A ver ¿cuál de tus otros años te había pedido esto?

Te apuesto que  NINGUNO. Yo sí, vengo y me planto con mis cuatro numeritos frente a ti, porque  quiero ser el año en que te atrevas a hacer más cosas; el año en que  pienses y actúes más en grande, en que compartas tus talentos y capacidades  con mayor generosidad; el año en que tu mente, corazón y cuerpo produzcan  mejores cosas, en una forma honesta, para tu beneficio y el de los que te  rodean. El año en que más cariño y atención brindes a los tuyos.

Hoy, me uno a las despedidas hechas al año 2010.  Ya se fue.  Sus altas y  bajas se fueron con él. Ahora me toca a mí.

¡Por favor! Disfrútame, úsame al máximo, lléname de experiencias, amor, risas, amigos, buenos momentos, esfuerzos y sueños y sobre todo diviértete mientras estamos juntos.

Quiero  irme con el siguiente diciembre agotado, pero lleno de cosas buenas y con  el privilegio de haber sido el mejor de todos.

Entonces habré logrado mi propósito:
Viviré para siempre en ti, porque no podrás olvidar lo increíble que fue  nuestros tiempos juntos.
Con mucha ilusión, tu amigo

El año 2011

Quién se anima?

El trabajo es duro, pero el resultado bien vale la pena.

Amores

Esta historia bien se aplica tanto a mujeres como a hombres…

Cuentan que había una vez un rey muy apuesto que estaba buscando esposa.

Por su palacio pasaron todas las mujeres más hermosas del reino y de otros más lejanos; muchas le ofrecían además de su belleza y encantos muchas riquezas, pero ninguna lo satisfacía tanto como para convertirse en su reina.

Cierto día llegó una mendiga al palacio de este rey y con mucha lucha consiguió una audiencia.

“No tengo nada material que ofrecerte; solo puedo darte el gran amor que siento por ti” le dijo al rey: “si me permites puedo hacer algo para demostrarte ese amor”.

Esto despertó la curiosidad del rey, quien le pidió que dijera que sería eso que podía hacer.

“Pasaré 100 días en tu balcón, sin comer ni beber nada, expuesta a la lluvia, al sereno, al sol y al frío de la noche. Si puedo soportar estos 100 días, entonces me convertirás en tu esposa”.

El rey, sorprendido más que conmovido, aceptó el reto. Le dijo:  “Acepto. Si una mujer puede hacer todo esto por mí, es digna de ser mi esposa”.

Dicho esto la mujer empezó su sacrificio.

Empezaron a pasar los días y la mujer valientemente soportaba las peores tempestades… Muchas veces sentía que desfallecía del hambre y el frío, pero la alentaba imaginarse finalmente al lado de su gran amor.

De vez en cuando el rey asomaba la cara desde la comodidad de su habitación para verla y le hacía señas de aliento con el pulgar.

Así fue pasando el tiempo… 20 días… 50… la gente del reino estaba feliz, pues pensaban “por fin tendremos reina!!”… 90 días… y el rey continuaba asomando su cabeza de vez en cuando para ver los progresos de la mujer. “Esta mujer es increíble” pensaba para si mismo y volvía a darle alientos con señas.

Al fin llegó el día 99 y todo el pueblo empezó a reunirse en las afueras del palacio para ver el momento en que aquella mendiga se convertiría en esposa del rey. Fueron contando las horas… a las 12 de la noche de ese día tendrían reina!!… La pobre mujer estaba muy desmejorada; había enflaquecido mucho y contraído enfermedades. Entonces sucedió. A las 11:00 del día 100, la valiente mujer se rindió… Y decidió retirarse de aquel palacio. Dio una triste mirada al sorprendido rey y sin decir ni media palabra se marchó.

La gente estaba conmocionada!! Nadie podía entender por qué aquella valiente mujer se había rendido faltando tan solo 1 hora para ver sus sueños convertirse en realidad!! Había soportado tanto!!

Al llegar a su casa, su padre se había enterado ya de lo sucedido. Le preguntó: “por qué te rendiste a tan solo instantes de ser la reina?”.

Y ante su asombro ella respondió:

“Estuve 99 días y 23 horas en su balcón, soportando todo tipo de calamidades y no fue capaz de liberarme de ese sacrificio. Me veía padecer y solo me alentaba a continuar, sin mostrar siquiera un poco de piedad ante mi sufrimiento. Esperé todo este tiempo un atisbo de bondad y consideración que nunca llegaron. Entonces entendí: una persona tan egoísta, desconsiderada y ciega, que solo piensa en sí misma, no merece mi amor”.

MORALEJA: Cuando ames a alguien y sientas que para mantener a esa persona a tu lado tienes que sufrir, sacrificar tu esencia y hasta rogar… aunque te duela retírate. Y no tanto porque las cosas se tornen difíciles, sino porque quien no te haga sentir valorado, quien no sea capaz de dar lo mismo que tú, quien no pueda establecer el mismo compromiso, la misma entrega… Simplemente NO TE MERECE.

Por Cristian Testa, Marzo 2007

Save me

—————-
Listening to: Tracy Chapman – She’s Got Her Ticket
via FoxyTunes

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

La fábula del puerco espín

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

 

Los puercoespín dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se  abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.

 

Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o  desaparecían de  la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.

 

De esa forma pudieron sobrevivir.

 

Moraleja de la historia

 

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con  los defectos de los demás y  admirar sus cualidades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


—————-
Listening to: 04.- comienzo y final de una verde mañana
via FoxyTunes

Consejos del Tío Martiniano

El tio Martiniano era un personaje muy particular, tenia 78 años y todos los días se toma una caguama. Él radicaba en un pueblo cerca de Miguel Aleman (cerca de Reynosa, Tam.),  de donde es originario, así que su vocabulario es característico del lugar.


Un día me dijo, ‘mira cabrón te voy a dar 10 consejos para que vivas bien, mírame a mí, ¡estoy en la flor de la vida:
 
 
1.- Agradece por todo, dale gracias a Dios que estás, porque otra bola de pendejos, ya se los llevó la chingada!

2.- Cuando puedas comer, come, cuando puedas dormir, duerme, cuando puedas trabajar, trabaja y si aún puedes echarte de pedos, da gracias a Dios porque tienes salud!

3.- Si en la noche no puedes dormir, pues párate y ponte a hacer algo, porque si te quedas en la cama sólo vas pensar puras pendejadas!

4.- Los problemas grandotes, esos que son del mundo, mándalos a la chingada, no los vas a arreglar tú solo, deja que otros cabrones los arreglen, tú ocupate de los chiquitos, de esos que están en tus manos, atiende esos, los demas al carajo!

5.- Si te dan, agarra, todo lo que te den, tómalo, asi sea un chingadazo o una bolsa de dinero, porque uno vive pensando que las cosas las genera uno, pero no sabes de qué forma te llegan, así que tú agarra y no te apendejes!

6.- No agarres lo que no es tuyo, ni el machete, ni el caballo, ni a la mujer, lo ajeno respétalo, es de otro, cada quien tiene lo suyo!

7.- A lo que te dediques, házlo con ganas, con muchas ganas y harto gusto, porque no sabes cuando te va a cargar la chingada!

8.- Cuídate de los cabrones, y cuídate de los pendejos, fijate bien como son, conócelos y nunca seas como ellos!

9..- Nunca te preocupes por lo que no tienes, cuántos cabrones que tienen todo el dinero del mundo están en el bote o pegados a un hospital; tienes algo más valioso que es tu libertad, esa no tiene madre!

10.- Manda a chingar a su madre a la muerte, que sea ella la que se preocupe por no poderte llevar y no seas tú el que se preocupe porque ya te va a llevar!

Mirar al cielo

Una historia que encontré en internet…
 
Un muchacho buscaba a un anciano sabio por todas partes y finalmente lo descubrió cerca del río. Éste estaba tumbado y como en éxtasis mirando al cielo.
 
"¿Qué haces?" – le preguntó preocupado el muchacho.
"Observo la naturaleza" – repicó el viejo. "Siento el sol, escucho el agua y veo las nubes".
"¿Y por qué haces esto?" – quiso saber el muchacho.
"Porque es la mejor manera de eliminar el polvo interior" – fue la respuesta.
"Me temo que no lo entiendo" – dijo el muchacho.
 
El hombre se levantó, respiró profundamente y declaró:
"Cada ser humano lleva dentro de sí una gran sabiduría, pero nadie encuentra este viejo tesoro ya que está cubierto por montañas de sufrimiento. Pero cuando uno aprende a eliminar los escombros de la aflicción y del dolor, las nieblas se levantan y se puede ver cómo brilla el tesoro de la luz del sol eterno. Las heladas lágrimas de la vida desaparecen y la sabiduría y la bienaventuranza despertarán".
 
Después de callar por unos instantes instó al muchacho:
"¡Mira al cielo! ¿Puedes ver el sol?"
"No," – repuso el muchacho – "no veo más que nubes".
"¿Y dónde está el sol?" – insistió el viejo.
"Está detrás del las nubes" – fue la respuesta.
 
Entonces el viejo explicó:
"Incluso cuando las nubes ocultan el sol, no son capaces de retener su luz y calor. Considera ahora a las nubes como los escombros y al sol como la sabiduría".
 
No dejes que los escombros tapen la luz interior de tu ser.
CHAO-HSIU-CHEN, EN "El MAESTRO"

Sugerencia

Mensaje de Cruz Roja MEXICANA e Internacional
Esta es una recomendación de la Cruz Roja a nivel mundial:

Las ambulancias y emergencias médicas se han dado cuenta de que a menudo, en los accidentes de carretera, los heridos llevan consigo un teléfono celular. Sin embargo, a la hora de intervenirles, no se sabe a quién contactar de la larga lista de números.

Nos lanzan, por tanto la idea de que todo el mundo añada a su agenda del teléfono celular el número de la persona a contactar en caso de urgencia, bajo el nombre: ‘AA en caso de Emergencia’ , (las letras AA es para que aparezca siempre como primer contacto en la lista). Es sencillo, no cuesta nada y podría ayudarnos mucho. Si te parece bien, pasa este mensaje al mayor número posible de personas. Al fin y al cabo es un dato más que registramos en segundos y puede ser nuestra salvación.

 
 
Sugerencia que no está de mas…

« Older entries

  • Networked blogs

  • Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.